https://www.youtube.com/watch?v=pBpGY2idTlI

SALA

SEKI SANO

Corporación Colombiana de Teatro

La Corporación Colombiana de Teatro (CCT) es una entidad
cultural sin ánimo de lucro con 49 años ininterrumpidos de vida y de trabajo, integrada por artistas de dedicación sistemática al teatro.

Es una fundación dedicada a la creación artística, a la difusión, formación y al trabajo cultural. Desarrolla además, una serie de proyectos sociales que van de la mano del arte y la cultura.

Desde su fundación ha trabajado por el desarrollo de la cultura y del teatro. En ese empeño, la CCT ha convocado de manera permanente decenas de acontecimientos culturales de gran trascendencia que van mucho más allá de la programación en su sede, la sala Seki Sano – Un homenaje al artista japonés Seki Sano, quien estuvo en Colombia en los años cincuenta.

Ejemplos históricos importantes son la realización de decenas de festivales y muestras de teatro a lo largo de su historia, entre ellas el Festival de Teatro Alternativo, el Festival de Mujeres en Escena por la Paz entre otros de gran importancia.

PATRICIA ARIZA

Patricia Ariza además de ser cofundadora con el maestro Santiago García, Carlos José Reyes, Peggy Kielland y María Arango del Teatro La Candelaria, tiene, como ella misma los dice, su “cuarto propio”.

Ha participado en más de 100 montajes del Teatro La Candelaria y ha hecho parte de las creaciones colectivas de este grupo emblemático, las cuales han merecido grandes reconocimientos. Dirige dos de los más importantes Festivales de Teatro, el Alternativo y el de Mujeres en Escena por la Paz; y es pionera, como mujer, de la dramaturgia nacional.

Además de todo esto, Patricia Ariza ha escrito de manera individual sus propias obras y algunas en compañía. Y ha creado otras muchas a manera de Performances en calles y plazas con la población desplazada, con víctimas del conflicto y con el movimiento social de mujeres al cual ella pertenece como lideresa cultural y artística.

Es importante decir que Patricia ha merecido por su trabajo numerosos reconocimientos personales, además de los que le corresponden como parte del grupo La Candelaria. Patricia es, en lo personal, Premio Príncipe Claus de Holanda, Premio Gilder Coigney, otorgado por la Asociación de Directoras y Dramaturgas de los Estados Unidos, Premio GLO del Encuentro Internacional de Mujeres de Cádiz, Premio Mujer Teatro de América latina por parte del CELCIT, entre muchos otros.

Ella además de mujer de teatro, es poeta premiada, y sus poemas han sido también objeto e inspiración para el teatro, como el caso del bello montaje que hizo la directora cubana, Roxana Pineda del libro de poemas de Patricia, Hojas de Papel Volando.

Patricia y su obra será en este nuevo devenir de la historia de Colombia un referente cultural de primer orden, en la construcción de una cultura de paz.

Texto tomado de apartes del prólogo escrito por Alba Cecilia Pineda (Chile), del libro Patricia Ariza – Teatro, “Tres obras en solitario”.

SANTIAGO GARCÍA

Santiago García actor de cine y teatro, dramaturgo, director de teatro y pintor nació en Bogotá, en 1928. Realizó estudios de arquitectura en la Universidad Nacional, en la Escuela de Bellas Artes de París y en el Instituto Universitario de Venecia. Dirigió el grupo de teatro de la Universidad Nacional en Bogotá y la Escuela Nacional de Arte Dramático. Ha dirigido innumerables montajes teatrales tanto en el país como en Cuba, México, Estados Unidos y Costa Rica.

En 1955 García ingresó a la escuela del dramaturgo japonés Seiki Sano, quién llegó a Colombia gracias al presidente Rojas Pinilla, con el fin de contribuir al desarrollo de la recién creada Televisora Nacional. Su estancia fue corta y en diciembre de 1955, Seki Sano tuvo que salir del país porque el Presidente descubrió su afinidad con el marxismo.

El 6 de junio de 1966, a las 6:00p.m., Santiago García funda en el barrio La Candelaria de Bogotá, La Casa de la Cultura junto a actores como Patricia Ariza, Vicky Hernández, Miguel Torres, Gustavo Angarita, Carlos José Reyes, Francisco Martínez, entre otros.

En 1968 La Casa de la Cultura pasó a llamarse Teatro La Candelaria. Para esa época García ya era un nombre reconocido en la escena teatral. Decidió arriesgarse y apostarle a una nueva forma de hacer teatro: la creación colectiva. Un método donde el director se convierte en una especie de espectador calificado y los actores son los encargados de crear las escenas y personajes. García decía que con ese método podía despojarse de sentirse como un director, como el centro de la creación.

En marzo de 2012, la UNESCO, a través del Instituto Internacional del Teatro (ITI), reconoció a Santiago García como Embajador Mundial del Teatro, convirtiéndose en el primero colombiano en portar esa distinción.